<!--:es-->5 pasos para transformar deseos en metas que te impulsen a tomar acción<!--:-->

5 pasos para transformar deseos en metas que te impulsen a tomar acción

Te haré unas preguntas:

¿Quisieras que tu negocio arranque para así dejar el trabajo corporativo que ya no te gusta? ¿Quisieras doblar tu salario o ganancias para que puedas “respirar” y no estar “tan apretado” económicamente? ¿Quisieras lograr ese proyecto que andas pensando por mucho tiempo pero aun no le pones acción? Si te identificas con una de estas, no estás solo.

La gran mayoría de nosotros – y me atrevo a decir que todos – tenemos en este momento unos “deseos” sobre nuestra carrera. Es así porque los deseos es lo que nos hace humanos. Somos seres del deseo y los deseos nos sirven como motor en la vida para trabajar por algo. Cuando alcanzamos un deseo, ahí no termina y ahí comienza otro deseo. Qué poco interesante seria la vida sin deseos – ¿verdad?

Así como el deseo es necesario para impulsarnos, así de necesario es crear metas para alcanzar estos deseos. Al final, ¿qué es un deseo sin una acción? Esto se puede manifestar en sentimientos de estancamiento, de ansiedad y de frustración. Aunque todos tenemos deseos, no todos ejercemos acción para llegar a todos nuestros más profundos deseos. Lo pensamos y pensamos pero terminamos dejándolo para luego o lo comenzamos y paramos.

Para ayudarte a tomar acción para esos deseos que tienes en este momento acerca de tu carrera, aquí te enseño 5 pasos para delinear metas que te sacaran del estancamiento y te llevarán a la acción:

Paso 1: Decide cuál es la persona que quieres ser

No tan solo es importante saber qué exactamente quieres lograr en un determinado tiempo, pero también es importante saber la clase de hombre o mujer que quieres convertirte. ¿Quieres ser más independiente? ¿Tener más flexibilidad? ¿Sentir más pasión por lo que haces? ¿Tener más control sobre tu estilo de vida? ¿Divertirte más? Cuando decides esto, te servirá como visión, lo cual será tu motor – tu G.P.S. – hacia dónde quieres llegar. Decidir cuál es la persona que quieres ser, primero que nada, te ayudará a tomar decisiones y acciones que le den soporte a esa visión. Recuerda que al trazar metas que incluyen algo que realmente es importante para ti, encuentras maneras de completarlas.

Paso 2: Decide qué aspectos quieres cambiar

Tal vez sea el no trabajar tanto, el no preocuparte tanto por las cosas o el no dedicarle mucho tiempo a los hijos. Tan importante es saber qué quieres, como también saber que NO quieres. ¿Quieres no ser tan desorganizado? ¿Quieres no decir “sí” a todo? ¿Quieres ser menos impaciente o menos confiado? Muchas veces alcanzar una meta no conlleva tomar una acción, sino solo dejar de hacer algo.

Paso 3: Analiza tu situación actual

¿Estás en la etapa de tener ideas para un cambio de carrera o quizás tienes ideas para un negocio? ¿Estás en la etapa de crecimiento y de ir al próximo nivel en tu situación actual? Al tener claro adonde estas ahora, te ayudará a delinear metas, si aún necesitas claridad sobre tus deseos. Además, tomarte el tiempo para pensar en el “ahora” te ayuda a tener gratitud por lo que has logrado. Muchas veces estamos tan ocupados pensando en los deseos, que no disfrutamos lo que estamos viviendo ahora – el presente, que es un regalo.

Paso 4: Establece metas tangibles

Tienes más oportunidad de realizar una meta específica, en vez de una general. Una meta específica debe contestar las preguntas: ¿Por qué? ¿Cómo? Dónde? ¿Quién? y ¿Cuando? Tu meta también tiene que ser realista y una que, aunque con esfuerzo, es posible alcanzar. Con el nivel de creencia que tengas que lo puedes alcanzar, más te energizará trabajar hacia ello. Cuando mides tu progreso, te permite mantenerte en curso, te llena de entusiasmo el saber que estas más cerca y puedes tomar medidas necesarias para modificar tu plan de acción – y hasta la meta misma. Además, tu meta debe tener un impacto inmediato al alcanzarlo – que lo sientas y notes el cambio.

Paso 5: Decide el impacto que tendrá al llegar a la meta

Antes de comenzar el plan que has creado, haz una prueba de validez al preguntarte: ¿Por qué quiero hacerlo? ¿Cuál es el propósito? ¿Y qué haré al llegar a la meta? ¿Quién más se impactará al yo alcanzar esta meta? ¿Tendrás más tiempo para tu familia? ¿Doblarás tus ganancias? ¿Tendrás más tiempo para dedicarte a lo que amas? ¿Te sentirás más satisfecho con tu carrera? ¿Realizarás ese viaje que tanto has querido?

La idea de realizar estos pasos es que te llenen de optimismo y confianza para comenzar tener más control sobre tu carrera – y de tu vida. Cuando te tomas el tiempo para crear metas gratificantes -y tomas acción estratégicamente – estas comienzan a verse más fáciles. No porque se vuelva menos importantes o más pequeñas – pero porque tú cambias y te expandes para alcanzarlas. Cuando escribes tus metas, creas tu imagen necesaria para alcanzarla. Te ves merecedor de esa meta y comienzas a crear las características y personalidad necesarias para poseerlas.

Ahora te pregunto a ti: ¿Sientes que trazas metas pero se te hace difícil completarlas? ¿Tienes un deseo profesional hace mucho tiempo, pero no sabes cómo trazar una meta y plan de acción para alcanzarlo? ¿Te da ansiedad pensar en crear una meta y luego trabajar para lograrlo? Comparte aquí abajo en los comentarios.

¿Te gustó este artículo? Entonces te va a ENCANTAR mi e-book, “Véndete Mejor Para Vender Más.” Descárgalo GRATIS ahora.

Descarga el e-book gratis AHORA.

Al bajarlo, también te suscribes a mi newsletter semanal, “Véndete,” donde te envío artículos como este con consejos prácticos de marketing personal para crecer tu negocio.

 

Share