Alimentos  para tu cerebro

Alimentos  para tu cerebro

El cerebro es el órgano que ejerce el control sobre todos los órganos de nuestro cuerpo, dada esta vital función necesita de una alimentación y hábitos de vida saludables para funcionar de manera correcta.  A continuación compartimos una lista de alimentos que te permitirán favorecer tu cerebro, saciar tu apetito y brindarte los nutrientes y fibra que necesitas.

 

 

Yogur y leche descremada 

El Yogur y la leche descremada le dan a tu cerebro y cuerpo energía durante más tiempo, son muy populares y seguro ya los tienes en tu casa, así que no esperes más y comienza a consumirlos a diario. El yogur si se consume con frecuencia tiene además la propiedad de potenciar tu sentido de alerta y memoria.

 

 

Sino toleras la leche o yogur puedes tomarte un rico té pues posee la propiedad de mejorar tu sentido de alerta, tu tiempo de reacción ante cualquier circunstancia y tu memoria. Es preferible tomar té a un agua saborizada o con gas, refrescos o zumos azucarados pues estos dañan y desaceleran tu metabolismo.

 

 

Huevos

Comer unos huevos hervidos, fritos, estrellados, divorciados o como te guste,  no te imaginas lo que este alimento ayuda a tu cerebro, agudiza tu memoria a largo plazo, desarrolla tu concentración y mejora tu estado de alerta y estabilidad.  Así que, sino deseas que nada ni nadie te desconcentre incluye huevos en tu dieta diaria.

 

 

Plátanos, bananas o bananos

Esta fruta posee altos niveles de magnesio, potasio, vitamina C y fibra lo cual los hace un alimento inmejorable para tu salud cerebral, pues todos estos elementos tienen un efecto positivo en la memoria, ayuda a nuestro cerebro a producir sustancias que potencian nuestra concentración.

Para el  almuerzo, recomendamos que elijas uno de estos alimentos

 

Pescados

Por su contenido de Omega 3 elige entre el salmón, atún, sardinas y jurel. Sin embargo, si está en tus posibilidades, opta por el salmón pues está comprobado que posee un mayor contenido de este ácido graso que mejora el rendimiento de tu cerebro, así no sólo comerás un plato exquisito sino que también potenciarás tu capacidad de concentración. Puedes optar también por las sardinas, pero controla su ingesta pues dicen que su excesivo consumo podría aumentar la propensión a depresión.

 

Verduras de hoja verde

Rúcala, acelgas, espinaca, por nombrarte algunas de hojas de intensa coloración verde, tienen una rica combinación de antioxidantes y vitaminas A, E y C que te ayudan a estar alerta. La acelgas o espinacas las puedes hervir y comerlas aderezadas con aceite de oliva, pues este también favorece a las funciones de tu cerebro.

 

 

 Aguacate o Palta

El aguacate por su rico contenido de Omega3 mejora nuestra comunicación neuronal y circulación sanguínea hacia el cerebro, ayudando a mantener la concentración durante periodos de tiempo más largos. También contiene vitamina E que neutraliza los radicales libres y nos protege contra el Alzheimer. Así que ¿Quién se puede negar a incluir este delicioso alimento a su dieta? Más aún si sabemos que nos puede ayudar a rendir más en nuestras actividades.

 

 

Pollo

Este alimento está lleno de nutrientes y vitaminas que nos ayudan a tener una mejor concentración. Además, después que lo comemos, libera en nuestro organismo sustancias fundamentales para pensar rápida y claramente. También, por ser rico en triptófano, un aminoácido que aumenta nuestros niveles de serotonina en el cerebro mejora nuestro  estado de ánimo.

 

 

Pastas

Una ración moderada de carbohidratos provee a nuestro cerebro de glucosa, fuente de energía fundamental para que funcione correctamente.

 

 

Frutos Secos 

Nueces, almendras y maní son alimentos completos, ricos en omega 3 de origen vegetal. Son beneficiosos para la concentración y ayudan a mantener el correcto funcionamiento de tus vasos sanguíneos. La nuez que casualmente tiene la apariencia de un cerebro, es buena para tener un mejor lenguaje y memoria.

Así como hablamos de alimentos saludables también tenemos que llevar una vida acorde, así que el consejo es:

Minimizar el consumo de alcohol y cafeína: pues no colaboran en nada a una alimentación saludable, en especial, si padeces de insomnio o ansiedad.

Practica un ejercicio: algo que disfrutes y  puedas incorporar fácilmente a tu rutina para que lo practiques a diario o al menos tres veces por semana, esto te ayudará a sentirte más activo y mejorar tu estado emocional.

No esperes más para alimentar tu cerebro siguiendo estos consejos básicos.

Share