EQUIPOS DURADEROS QUE ESTAN ALLI PARA GANAR

EQUIPOS DURADEROS QUE ESTAN ALLI PARA GANAR

“Juliana, ¿cómo puedo contratar los miembros adecuados para mi equipo, aquellos que van a quedarse y hacer un buen trabajo?”

Casi el 35% de las personas renuncian a un nuevo trabajo durante los primeros seis meses después de ser contratados.

Esa es una tasa de rotación bastante grande cuando uno se detiene a considerar el tiempo y los recursos invertidos en la contratación, especialmente si se considera la pérdida de ingresos tanto para negocios grandes como pequeños. Sin importar el tamaño de tu empresa, tu objetivo es mantener las ganancias – y tu tasa de retención de empleados altas – pero para lograr esto, es posible que tengas que cambiar tus tácticas para alcanzar la meta.

Con unos pocos cambios simples en tu proceso de contratación, te encontrarás en la delantera del juego, con un equipo dedicado detrás tuyo.

Pero primero, vamos a examinar los números: ¿Sabías que las empresas estadounidenses gastaron la asombrosa cifra de $124 mil millones en esfuerzos de reclutamiento sólo en 2012? Cuando se trata de contratar a las personas adecuadas, las grandes empresas pierden cuando sus departamentos de recursos humanos desperdician recursos contratando a las personas equivocadas. Los propietarios de pequeñas empresas pierden aún más si se considera el tiempo y el esfuerzo que el proceso de reclutamiento le quita a las operaciones diarias de la empresa.

Claro, tú jugaste el juego, formulaste las preguntas correctas, y estas seguro de que contrataste el personal adecuado. Y tal vez sí contrataste a las personas adecuadas para los puestos anunciados. Sin embargo, la pregunta que debes hacerte es ¿si contrataste a la gente adecuada para tu equipo?

¿Sabías que la mayoría de las personas dejan un trabajo porque existen distintas expectativas en el ciclo de reclutamiento, desde la oferta de empleo hasta el proceso de entrevistas, las cuales no coinciden con la realidad del puesto?

Tal vez tus empleados estaban esperando por otra posición con una compañía diferente y tu oferta simplemente fue un puesto de espera. Los “de prontos” detrás del por qué la retención de empleados es un juego de azar son numerosos y pueden variar. Puede ser que el ambiente de trabajo relajado y amigable a perros de tu negocio no sea el más adecuado para ellos, o que al echar un vistazo a tu visión de cinco años ellos decidieron que podrían encajar mejor en otro lugar.

Estas son las mismas incertidumbres que tú o tu equipo de recursos humanos, deberían abordar al momento de reclutar activamente nuevos miembros para el equipo. Es durante este tiempo crucial de descubrimiento, cuando tú debes asegurarte de que estás buscando no solamente a las personas que van a quedarse, sino también a aquellas que van a ayudar a que tu negocio crezca en el proceso. Tu objetivo final es darle ofertas de empleo a aquellas personas con quien vas a disfrutrar trabajar y con quien tú probablemente tendrás que pasar más tiempo del que estás dispuesto a admitir. ¿Así que cómo haces eso?

Trabajo en Equipo

Para empezar, date cuenta de que una hoja de vida perfectamente escrita es sólo una parte de la retención de empleados y de la imagen total.

Al prestarle atención a los patrones de vida o las circunstancias, se puede predecir mucho acerca de la longevidad que tendrá el nuevo miembro de tu equipo con tu negocio. Por ejemplo: una persona que se muda cada dos años, probablemente se mudará de nuevo. Es posible que su cónyuge esté en el ejército. Pero si tú no haces tu tarea, no te sorprendas cuando ese empleado se mude de nuevo. ¿Qué tal la estudiante universitaria que trabaja para ti medio tiempo? Ella tiene una fecha de graduación para la cual debes prepararte. Prepárate para absorberlos o reemplazarlos.

Ahora que estás pensando no solo diferente, sino más allá de la hoja de vida; es el momento de considerar tus opciones como propietario de un negocio. Comienza por ponerte en los zapatos de un nuevo empleado:

Con el fin de hacer la transición de novatos a miembros experimentados y valiosos de tu equipo, ellos necesitan:

  •      Un infraestructura sólida ya existente que permita el acceso a sistemas, tecnología y a la comunicación
  •      Tiempo para leer la literatura de tu negocio
  •      Tarjeta de negocios
  •      Tiempo para aprender – y familiarizarse con – sus contactos

Sin tener al menos estos bloques de construcción ya firmemente establecidos para que el nuevo miembro de tu equipo pueda coordinar sus puntos de referencia, durante los críticos primeros cinco meses que, casualmente, son el tiempo promedio que le toma a un nuevo empleado para aclimatarse plenamente a su entorno de trabajo; el período de transición sólo se habrá hecho más áspero para ellos. Ya sea que estés operando desde una oficina en la esquina o desde la mitad de un garaje lleno de tecnología, los manuales de operaciones y entrenamiento aumentarán la posibilidad de lograr que tu nueva contratación se optimice y quede al corriente de tu negocio.

Bueno, entonces has hecho tu tarea y te sientes cómodo con que tu nuevo empleado no se mudará al extranjero en siete meses, examinaste su diploma universitario y te aseguraste de que la tinta está seca, y su conjunto de habilidades se ajusta perfectamente a las necesidades de la posición disponible. Incluso el perro de la oficina lo ama porque ha estado trayendo galletitas para perros y sabe cómo dar un buen masaje en la panza.

Volley

¿Qué pasa si todavía no son una buena opción? ¿Qué te faltó?

Por causas ajenas a ellos, tus nuevos empleados puede que simplemente no la peguen  con la cultura que tienes o que estás tratando crear. En el mejor de los casos puede que ellos sean grandiosos, pero el resto de tu equipo no disfruta trabajar con él o ella. Aquí es donde debes dar un paso atrás, reevaluar, y anteponer las necesidades de la mayoría a las de solo una persona. En otras palabras: no dejes que todo el barco se hunda porque un miembro de la tripulación no está funcionando o sino terminarás con lapsos de comunicación e ineficiencias en la cooperación. ¿Cómo lo haces?

Consejo – Mediante la creación de una prueba personalizada de la cultura de trabajo que se ajuste específicamente a la personalidad de tu negocio y aplicándola durante cada periodo de reclutamiento y descubrimiento.

Un amigo le pregunta a la gente que le refiere posibles empleados para su equipo si le presentarían a esta persona a su propia madre. Sus clientes son unidades familiares, Así que es esencial que cada miembro del equipo se presente de una manera determinada. Le pido a mi propio equipo que se imaginen que un retraso en el vuelo, camino a un viaje de negocios, significo tres horas en el bar del aeropuerto – lo cual sucede muy a menudo. Si dan luz verde para invitar al novato potencial a compartir un cóctel, es una decisión muy clara y fácil de hacer desde allí.

No podemos enjaular a las superestrellas para que se queden para siempre, pero podemos tratar de encontrar quién esta aquí a largo plazo, a medida que construimos nuestros equipos y seguimos avanzando.

El factor clave, por supuesto, es prever quién va a quedarse.

Ahora, si te parece interesante este artículo, compártelo o déjanos un comentario usando tus redes sociales.

Share