Como saber si abrir tu propio negocio es para ti

Como saber si abrir tu propio negocio es para ti

Comenzar mi propio negocio ha sido una experiencia emocionante y gratificante que te puede ofrecer numerosas ventajas como ser tu propia jefa, fijar tu propio horario y tener una vida haciendo lo que mas te gusta. Pero, convertirse en una empresaria de éxito requiere una planificación cuidadosa, creatividad y trabajo duro. O mejor dicho, durísimo. Sobretodo el comienzo, tienes que estar dispuesta para hacer muchos sacrificios e invertir muchas horas desarrollando tu negocio.

Los expertos del U.S. Small Business Administration recomiendan a las emprendedoras que consideren si tienen las siguientes características y habilidades habitualmente asociadas con empresarios de éxito. Lee y comienza a descubrir tu potencial. Mi consejo es que si hay alguna característica que no tienes, trabajes en ella rápida y arduamente o contrates a los mejores expertos en la materia.

Lo mejor de ser un Alma Emprendedora es entender que el querer es poder y todo se aprende con ahínco y perseverancia. Sin más, te dejamos con las características de una emprendedora de éxito:

Estas cómoda al tomar riesgos

Ser tu propia jefa también significa que eres la que toma decisiones difíciles. El espíritu empresarial consiste en la incertidumbre. ¿Evitas la incertidumbre en la vida a toda costa? Si es así, el espíritu empresarial puede no ser la mejor opción para ti. ¿Te gusta la emoción de tomar riesgos calculados? Entonces apúntate a emprender y sigue leyendo.

Eres independiente:

Las empresarias tienen que hacer un sin numero de decisiones por su cuenta. Si encuentras que puedes confiar en tus instintos – y no tienes miedo al rechazo de vez en cuando – podrías estar en el camino correcto a ser una empresaria.

Eres persuasiva

Puedes tener la idea más grande en el mundo, pero si no puedes convencer a los clientes, los empleados y los prestamistas o socios potenciales, puedes encontrar que el espíritu empresarial es un reto. Si te gusta hablar en público, involucrar gente nueva con facilidad y encontrarte para formular argumentos convincentes fundamentados en hechos, lo más probable es que estés preparada para llevar tu idea al éxito.

Tienes la capacidad de negociar

Como propietaria de un pequeño negocio, tendrás que negociar todo, desde los arrendamientos a los términos del contrato con las tasas. Tus pulidas habilidades de negociación le ayudarán a ahorrar dinero y mantener tu negocio funcionando sin problemas.

Eres creativa

¿Eres capaz de pensar en nuevas ideas? ¿Puedes imaginar nuevas maneras de resolver los problemas? Los empresarios deben ser capaces de pensar creativamente. Si tienes ideas sobre cómo aprovechar las nuevas oportunidades, el espíritu empresarial puede ser una buena opción para ti.

Cuentas con el apoyo de los demás

Antes de iniciar un negocio, es importante contar con un fuerte sistema de apoyo. Te verás obligada a tomar muchas decisiones importantes, sobre todo en los primeros meses de la apertura de tu negocio. Si no tienes una red de apoyo para que la gente te ayude, considera la búsqueda de un mentor de negocios. Un mentor de negocios es alguien que es experimentado, con éxito y dispuesto a proporcionar asesoramiento y orientación.

¿Ya estas decidida a emprender un nuevo negocio? Te recomendamos que veas las 4 claves para posicionarte como experto en cualquier cosa y si ya estas inspirada y lista para para diseñar tu logo e imágenes empresarial tienes que leer ¿Qué dicen los colores sobre su negocio?.

Share